Si no se cumple el Acuerdo de París, el 25% de la tierra podría convertirse en desierto

Pareciera que cada día sale un nuevo estudio para convencer a la gente sobre la urgencia de tomar acciones que paren el calentamiento global. Cada nuevo modelo predice la forma cómo cambiaría la Tierra si, contrario a lo que 196 acordaron en 2012 en París, las temperaturas globales suben por encima de los 1.5°C para final de siglo. (Puede interesarle: Los alarmantes síntomas del cambio climático)

Por eso, científicos chinos de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur de Shenzhen decidieron comparar 27 modelos predictivos sobre los efectos del cambio climático en la tierra. Lo que encontraron no fue nada alentador.

El estudio, publicado en la revista Nature Climate Change, explicó que si para el final de siglo las temperaturas aumentan 2 °C por encima de los niveles preindustriales, entre el 24 y el 32 % del planeta podría secarse de forma dramática, comprometiendo la producción de alimentos y la biodiversidad.

Chang-eui Park, el autor principal del estudio, le dijo al diario inglés The Guardian que “la aridificación es una amenaza muy seria porque puede impactar de forma crítica áreas como la agricultura, la calidad del agua y la biodiversidad. Además, puede ocasionar que hayan más sequías e incendios similares a los que azotaron California y Europa el año pasado”. (Puede interesarle: Cambio climático triplicó la probabilidad de que el huracán Harvey sucediera)

Algunas regiones del mundo como la península ibérica, África, Australia, y zonas semiáridas México y Brasil cada vez parecen más desiertos. De acuerdo con este nuevo estudio, amplias regiones del sureste de Asia, el sur de Europa y de África, así como Centroamérica y el sur de Australia serían las más afectadas.

No obstante, de acuerdo con las predicciones científicas, existe una posibilidad para que este impacto se mitigue. De acuerdo con el paper, si se cumple el Acuerdo de París, que busca que las temperaturas no suban más de 1,5 °C, dos tercios de estas regiones podrían salvarse de parecer desiertos.

ENLACE EXTERNO